Mat. 13:23
¿Por qué no todos podemos dar buen fruto? Porque la semilla (la Palabra) no queda sembrada en el corazón, o sea la buena tierra.
Dios habla a quien tiene un corazón dispuesto y su Santo Espíritu revela la palabra para poder entenderla y llegar a dar fruto. No podemos dar fruto si no tenemos un corazón dispuesto, humillado, comprometido.

Una característica del cristiano es vivir bajo presión. Es imposible que no vengan tropiezos en la vida cristiana. Si hay alguien que aparece en la Biblia que vivió bajo presión fue el Señor Jesucristo.
Jn. 7:1-16
Cuando hay un peligro de muerte viene la verdadera presión. Jesús estaba bajo presión porque los judios buscaban matarle, y aún sus hermanos en la sangre quienes no creían en él, lo incitaban para ir a Judea lugar en donde estaban los que procuraban su muerte. Así como a Jesús; el mundo va a presionar a aquellos que predican el evangelio.
Los cristianos con el tiempo y el conocimiento de la Palabra debemos crecer y madurar en el amor a Dios y el conocimiento de Su persona.
Dependiendo del nivel de compromiso que Jesús nos haya dado es el nivel de presión que el enemigo nos va a poner. Un cristianismo genuino siempre provoca al infierno. No importa la presión que se tenga pero no debemos movernos sin la voluntad de Dios.
Cuando estemos bajo presión, nunca debemos tomar decisiones a la ligera imitando a otros. Mientras Cristo esté con nosotros no importa que el mismo diablo se nos levante.
Los religiosos, la propia familia y la sociedad por medio de la murmuración ejercen presión a los genuinos seguidores de Jesús. La gente del mundo se sorprende del conocimiento y nivel espiritual de los llamados por Dios. El Padre revela su Palabra a éstos para que la compartan.
Los familiares de Jesús no entendían lo que Él hacía, ni podían aceptar la entrega que Él mismo tenía al Padre celestial, ni comprendían como en medio de la presión se mantenía firme. Ejemplo Él nos dio y debemos imitarlo.
Todo cristiano comprometido con Dios recibirá en distintas etapas de su vida presión por parte del mundo.

1 Pedro 2:15-21
Cuando hagamos el bien el necio va a callar. La libertad que tenemos en Cristo no debe ser pretexto para hacer lo malo; debemos temer a Dios, honrar a todos nuestros hermanos en la fe y aún a los incrédulos por difíciles que sean en su trato. Si haciendo lo bueno sufrimos o padecemos y lo soportamos seremos bendecidos, para eso fuimos llamados, el ejemplo nos lo da Cristo.

Jesús fue tentado por el diablo:
Mat. 4:1-11
El diablo nos va a tentar para tratar de que pongamos nuestras necesidades por encima de Dios.
Cuando la presión es muy intensa debemos buscar el consejo y el apoyo en oración de parte de cristianos maduros y sabios en la Palabra.
Fil. 4:6
Toda presión que yo tenga la debo traer al Señor en oración y ruego. Para poder tener la paz que sólo Cristo me puede dar.

Jesucristo es el único en quien yo puedo confiar; Él puede llevar todas mis cargas y yo puedo descansar en Él.


Volver a Predicas

Regresar

Detalles

  • Datos20 de Noviembre, 2016
  • Lugar:Auditorio Cristo Vive
  • Dirección:Carlos Salazar, col.Landin

Twitter

Síguenos en