La palabra de Dios nos dice en (Santiago 1:21-25) no solo debemos escuchar la palabra, sino ser obedientes, si no es así, aunque la palabra sea clara, buena y sana doctrina sin obedecerla nos engañamos a nosotros mismos ya que la palabra sin obediencia se olvida.

Pero si alguno obedece la palabra, la pone por obra, será un hombre dichoso, bendecido
Una de las cosas que usted tiene que entender es que usted es parte del cuerpo de Cristo, es parte de la iglesia de Jesucristo y como el Señor nos ama tanto Él ha establecido propósitos en su palabra, la cual es el manual, el instructivo que todo hombre y mujer de Dios tiene que creer, no solo memorizarlo y mucho menos sacar escrituras para nuestro propio beneficio, no se puede ahora podemos tomar escrituras, orar a Dios y si Dios las respalda quiere decir que Dios nos está aprobando para hacer su voluntad, pero si egoístamente tomamos las escrituras para nuestro propio beneficio simplemente Dios examina todo y no respalda su palabra.

Por esta razón hay un alto riesgo entre el que recibe el mensaje, como el que expone el mensaje porque si el que expone la palabra no se está basando en la doctrina correcta y no se está operando bajo la gracia y el conocimiento de Dios, el que la está recibiendo puede llegar a ser engañado, puede ser atrapado bajo doctrinas de hombres o bajo doctrinas de demonios.

Tenemos el derecho de examinar lo que aprendemos, lo que hacemos, lo que escuchamos, es nuestra responsabilidad de examinar todo lo que aprendemos y retener lo bueno. Hay un riesgo en aquella persona que recibe todo y no examina nada, todo lo que le dicen lo abraza, lo cree y más tarde le hace daño, entonces hemos visto miles de hermanos (as), pasar por iglesias cristianas que en un momento caminaron bien con Cristo, oían la palabra, la creían y la obedecían pero algo paso con ellos que dejaron de discernir la palabra le dieron lugar a escuchar diferentes doctrinas y predicadores que se les antojaran, más tarde fueron confundidos, el día de hoy los vemos divagar en doctrinas de demonios o en doctrinas de los hombres.

1 Tesalonicenses 5:12-21
“Os rogamos, hermanos, que reconozcáis a los que trabajan entre vosotros, y os presiden en el Señor, y os amonestan; y que los tengáis en mucha estima y amor por causa de su obra. Tened paz entre vosotros. También os rogamos, hermanos, que amonestéis a los ociosos, que alentéis a los de poco ánimo, que sostengáis a los débiles, que seáis pacientes para con todos. Mirad que ninguno pague a otro mal por mal; antes seguid siempre lo bueno unos para con otros, y para con todos. Estad siempre gozosos. Orad sin cesar. Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús. No apaguéis al Espíritu. No menospreciéis las profecías. Examinadlo todo; retened lo bueno.”

Nos dice que no todo alimento edifica y es espiritual, no toda lectura, video, enseñanza es de edificación, no puedes descuidar tu alimentación y vivir desnutrido espiritualmente.
Espiritualmente necesitamos ser celosos de lo que la palabra de Dios nos demanda de acuerdo a sus sanas palabras.

El deber de un líder cristiano es examinar lo que va a enseñar a la iglesia ya que de lo que él se alimente eso mismo dará de comer a las ovejas, depende de lo que tú te estés alimentando es la calidad de vida espiritual que estás viviendo.

El apóstol de Pablo nos advierte y nos dice que no toda clase de alimento espiritual es bueno, esto nos lo dejo escrito ya que él sabía que en los últimos tiempos se van a levantar falsos maestros y falsos profetas que enseñaran doctrinas de demonios, en 2 Timoteo 4:1-4 nos exhorta y nos examina en la palabra, entonces un siervo de Dios que quiere enseñar la palabra tiene que predicar la sana palabra conforme a lo que está diciendo el apóstol de Pablo no actuar ni enseñar bajo sus emociones y sentimientos.

El hombre de Dios que está enseñando debe mostrar el carácter de Cristo en cada área de su vida, debe mostrar a Jesucristo en sus frutos de justicia, amor, disciplina, compromiso, entrega a Dios y a su palabra, así que no te dejes guiar por cualquier persona que te quiera enseñar sino por su carácter.
En Mateo 15:7 -13 Jesús exhorto en aquel tiempo a los fariseos ya que ellos enseñaban las escrituras, pero no tenían el carácter de Él, ellos enseñaban doctrinas de los hombres, así que cualquier doctrina, líder, iglesia que no esté haciendo la voluntad de Dios y este enseñando cosas que Jesús no enseño será desarraigado.

Como cristianos tenemos que tener cuidado y no tomar nuestra vida cristiana a la ligera, tanto el predicador tiene que motivar a las ovejas con su testimonio a no tomar la vida cristiana de esa manera en 2 Timoteo 3.1- 5 el apóstol Pablo le decía a Timoteo que en los últimos tiempos se levantaran hombres amadores de sí mismos que mostraran apariencia de piedad, pero negaran la eficacia de ella, a estos tenemos que evitar y estar preparados para no dejarnos engañar.

Una manera en la que entra la apostasía a la iglesia es dejar que alguien que no tenga al Espíritu Santo enseñe algo que va en contra de Jesús y su palabra en 1 Timoteo 4:1-5, no puedes dejarte guiar por lo que vez en lo últimos tiempos, algunos apostataran de la fe dejándose llevar por espíritus de demonios.

Jesús nos dijo en Mateo 16:5-12 que nos guardáramos de las enseñanzas, doctrinas que no edifican. Hay muchas personas que el día de hoy creen que están cerca de Jesús cuando en realidad están lejos de Él, Dios nos tiene que limpiar de las doctrinas de los hombres que se sembraron en nosotros cada día conforme a su palabra, pero nosotros también tenemos que poner de nuestra parte y soltarlas.

No te dejes engañar examínalo todo, reten lo bueno, en Colosenses 2:8 nos dice: Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo.
También en 1.Juan 4:1, Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo.
En estos últimos tiempos tenemos que examinar lo que estamos recibiendo, ya que se está levantando una ola de apostasía en el mundo la cual si estamos ignorantes nos vamos a dejar llevar por ellas.
Hebreos 13:17 nos enseña que debemos de obedecer a nuestros Pastores.
Dios nos advierte que los examinemos e imitemos su fe, tenemos que confiar en el liderazgo Cristo Vive que está velando por tu alma, de esta manera te vas a sentir protegido y protegida. Jesús le dijo a Pedro en Juan 21:15-17 que apacentara sus ovejas, pero en este día te quiero decir que la oveja tiene que decidir ser pastoreada, acercarse y amar esta familia, El Señor quiere apacentarte, tienes que tomar una decisión.


Volver a Predicas

Regresar

Detalles

  • Datos20 de Marzo, 2016
  • Lugar:Auditorio Cristo Vive
  • Dirección:Carlos Salazar, col.Landin

Twitter

Síguenos en