Tema: Un altar con fuego
Ps.Carlos Pacheco


En este año vamos a conectarnos con Dios para ser transformados, para ser herramientas en las manos del Señor; para ser verdaderos adoradores. Y que tal adoración llegue hasta el interior del hogar.
Jn. 4:21-25
El monte representa el AT. Jerusalén representa el NT.
En Samaria existían dudas con respecto al verdadero lugar de adoración;
es lo mismo que sucede hoy en día en muchas iglesias.
La adoración que produce transformación no comienza en la mente ni mediante el empleo de alguna técnica,
sino en el corazón. El Padre desea adoradores que le adoren en espíritu y en verdad.
Para llevar a cabo una verdadera adoración se requiere de un altar (una edificación espiritual de éste),
el que es un símbolo de muerte. La adoración nunca debe ser en la carne.
Lev. 6:8-13
Los verdaderos adoradores necesitan edificar un altar de fuego, el que debe arder de forma continua, sin apagarse. Cuando el fuego arde, hay pasión que contagia a los demás.


Tres cosas esenciales para ofrecer sacrificios:

1.- El sacerdocio. Ap. 1:5, 6 El sacerdote tiene una comunicación con Dios y transmite a su familia el mensaje que Dios le ha dado.
Éste es clave en su hogar y en todo lugar en donde se desenvuelve.
Si el sacerdote no cumple su papel en el hogar, vendrán problemas y dificultades.
Ex. 20:40-42
Las vestiduras del sacerdote son muy importantes.
El marido debe ser un hombre de honra.
El sacerdote debe vivir como un hombre consagrado para Dios.

2.- Edificar el altar. Deut. 27:1-8
En el altar no debe haber corruptelas, debe estar santificado.
El alta está representado por nuestra familia, matrimonio, trabajo, congregación, etc.
Todo lugar en donde yo adore a Dios, será mi altar.
Mt. 6:6
El primer altar que tengo que edificar es en la intimidad con Dios.
Jer. 23:29
El altar tiene que tener fuego; el fuego representa al Espíritu Santo.

3.- El holocausto o sacrificio. Rom. 12:1
El sacrificio es nuestra propia vida;
debemos sacrificar al Señor todo lo que tenemos (dones, talentos, habilidades, tiempo, bienes, etc )
Mr. 12:33, 34
Los sacrificios a Dios, son motivados por amor.
Entregarnos como sacrificio vivo, es la mayor adoración que podemos brindar al Señor nuestro Dios.





Volver a blog-hombres

Regresar

Detalles

  • Fecha:15 de enero, 2018
  • Lugar:Cristo Vive
  • Dirección:Carlos Salazar, col.Landin

Twitter





Síguenos en