Tema: Señor, úsame para transformar mis generaciones
Ps.Carlos Pacheco

Somos llamados por Dios, Él nos llamó para transformar generaciones. El Señor tiene un plan para que nosotros seamos herramientas en sus manos.

Hech. 7:9-19
Dios estaba con José, siempre lo ayudó y lo bendijo en el lugar en donde él se desenvolvía. En Egipto, el pueblo de Israel se multiplicó en gran número por lo cual tuvieron temor los habitantes de ese país, por tal motivo el rey de ese lugar quiso destruir a las nuevas generaciones israelitas.

En los últimos tiempos en nuestro país la cantidad de alcohólicos y drogadictos ha aumentado de manera alarmante, este fenómeno se presenta principalmente en jóvenes y adolescentes. Por este motivo, por la gracia de Dios, hace 18 años surgió en la ciudad de Saltillo, Coahuila la casa de rescate "Cristo Vive"; instrumento que está siendo usado por Dios para cambiar las generaciones.

En Egipto, Faraón trató de detener el crecimiento de Israel acabando con la vida de los niños; en México el diablo trata de hacer lo mismo, su objetivo es acabar con las generaciones y que el cristianismo no avance ni se propague.

Ex. 1:1-10
Cuando los israelitas llegaron a Egipto lo hicieron por familias y éstas se fueron multiplicando en extremo, llenando toda la tierra de Egipto, a tal grado que llegaron a ser más numerosos y poderosos que los egipcios. Por lo tanto Faraón, rey de Egipto, tuvo que idear un plan para someterlos.

José fue un instrumento de Dios para transformar al pueblo de Israel.

Transformar es formar, cambiar de estado o imagen o mudar en otra forma. Es producir un cambio total; es convertir un animal, persona o cosa en otra diferente. Es cambiar el pensamiento y la conducta de alguien o de algo.

Siete verdades en la vida de José que lo formaron como hombre de Dios para transformar sus generaciones:
1.- La base de su éxito fue la vida espiritual que llevó, la relación que tenía con Dios. Él no hacia nada sin consultar a su Dios, ni puso por encima de esa relación sus deseos personales. Entendió que todo lo que él era, sólo era por la gracia de Dios y dependía al 100% de Él.
Gen. 37:1-5; 39:1-3; 41:14-16

2.- Tuvo posición pero nunca se llenó de orgullo, fue el segundo en autoridad en Egipto. Mas antes de llegar a serlo pasó por situaciones de dolor y quebranto. El mismo Faraón reconoció que no había otro como José.
Gen. 37:28; 39:4-5; 39:20-22; 41:37-43

3.- Nunca fue ventajoso en su posición de autoridad, siempre fue manso y humilde.
Gen. 45:16-21; 47:1-5

4.- Vivió en el temor de Dios y por ello fue íntegro y recto en todo lo que hacía, lo que hizo que destacara como excelente administrador.
Gen. 39:2-3

5.- Fue un hombre de fe y de trabajo. Un hombre sin fe no llega lejos, pero un hombre con fe y acción es un hombre de conquista.
Gen. 41:47-49

6.- Se balanceaba familiarmente, atendía al reino y todo lo que a éste correspondía y también a la vez atendía su casa y sus necesidades.
Gen 41:45-52; 48:8-13

7.- Fue un hombre visionario que sabía que para transformar sus generaciones necesitaba discipular a sus hijos y nietos.
Gen. 50:22-23

¡El Señor Dios del universo está buscando hombres y mujeres para transformar generaciones!





Volver a Predicas

Regresar

Detalles

  • Fecha:07 de Marzo, 2017
  • Lugar:Cristo Vive
  • Dirección:Carlos Salazar, col.Landin

Twitter

Instagram





Síguenos en