Tema: Espíritu Santo ven sobre mi
Ps.Carlos Pacheco


Debemos amar al Espíritu Santo. Todos los días debemos procurar una relación de intimidad con Él. Mas hay cosas, actitudes y comportamientos que le entristecen.
En ocasiones mantenemos actitudes equivocadas que no fortalecen nuestra relación con Él.
Las actitudes legalistas no complacen al Espíritu Santo. Para comenzar una buena relación con Él debemos ser enseñados. Él romperá las costumbres, protocolos y paradigmas religiosos.

1 Cor. 3:16; 6:19
Somos templo de Dios y Su Santo Espíritu vive en nosotros. Somos Su templo y si alguien se atreve a destruirlo, el Señor lo destruirá a él. El templo debe ser Santo porque Dios es Santo. Cuando conocemos de la Palabra de Dios ya no podemos vivir como la gente del mundo.
Al Espíritu Santo se le ha representado como una paloma, porque reúne algunas características de ésta, más no es una paloma. El Espíritu no permite el pecado ni la injusticia, por mínimos que éstos sean. Él es sensible y si no cuidamos lo que vemos, hablamos, pensamos, hacemos, oímos, deseamos, etc. podemos entristecerle y llegar a apagarle. Existen personas, a las que no vamos a caerles bien por no agradar a ellas, por agradar a Dios.

Lc. 4:14-19
El Señor Jesús es el modelo de referencia para entender la obra preciosa del Espíritu Santo en nuestras vidas. Muchas veces el intelecto religioso frena la obra del Espíritu Santo. Cuando la Palabra se enseña con el poder del E. Santo, impacta y transforma. Cuando nos sujetamos a lo que Él enseña todo saldrá conforme a su voluntad. Esta es la base doctrinal del Señor Jesucristo desde el inicio de Su Ministerio.

Hech. 10:38
El Espíritu Santo nos va a impulsar a hacer lo bueno de acuerdo a la voluntad del Padre.

Is. 61:1-3
Setecientos años antes de que Jesús naciera el Espíritu Santo por medio del profeta Isaías profetizó acerca de Jesucristo.

Lc. 4:20-29
Quienes escucharon a Jesús sintieron algo diferente en sus palabras. El E. Santo sobre alguien va a atraer la atención de los demás, quien no tiene Su poder, va a ser avergonzado por otros. El Señor Jesús se preparó para el rechazo y el desprecio mediante el mover del Espíritu Santo en Él. Aquel que tiene la unción del Espíritu Santo, será desaprobado por mucha gente con envidia. Siempre va a existir una resistencia carnal y demoniaca en las personas naturales. Jesús relacionó a Elias y a Elíseo, por ser hombres llenos del poder del Espíritu; Él se encargará de llevarnos a donde se encuentra la necesidad. Todo aquel que fue escogido por Dios va a ser perseguido. Desde el momento que Jesús inició Su ministerio, ya no regresó a su casa.

¡La llenura del Espíritu Santo tiene un precio; pero también una gran bendición!





Volver a Predicas

Regresar

Detalles

  • Fecha:16 de Enero, 2018
  • Lugar:Cristo Vive
  • Dirección:Carlos Salazar, col.Landin

Twitter





Síguenos en